Academia Náutica Pailabot

14 diciembre, 2018

Las Iglesias de Altea

Un poco de Historia:

La Iglesia Ortodoxa, también llamada Ortodoxa Griega o Católica Ortodoxa, es una de las tres ramas del cristianismo mundial y la más importante de Oriente Medio y Europa del Este, que tiene por objeto preservar la fe cristiana original.

Durante los primeros ocho siglos del cristianismo la Iglesia Ortodoxa se situó en Constantinopla y sus misioneros convierten a Eslavos, Búlgaros, Rusos, etc.

Desde el siglo IX en que el Papa se negó a reconocer a Focio como  patriarca de Constantinopla se originan una serie de conflictos que culminaron con su separación en el año 1.054 de la Iglesia de Oriente y occidente: León IX y Miguel Cerulario.

En 2007, se abrió la primera Iglesia Ortodoxa Rusa en España, situada en el municipio de Altea, en terrenos facilitados por el consistorio municipal, que se puede admirar desde la carretera que une Altea con Calpe en la zona denominada Altea Hills, donde reside una importante comunidad rusa, de alto poder adquisitivo, consta de cinco cúpulas doradas y está dedicada al arcángel San Miguel y muy próxima al acceso a uno de los puertos deportivos más bonitos de la provincia de Alicante: Greenwich 00º 00’ 00’’.

Esta Iglesia se construyó al estilo tradicional del siglo XVII, con madera de los Urales y todos los materiales importados desde Rusia, excepto las campanas que se fabricaron en Valladolid.

Contiene también el templo bautismal, con piscina para adultos para la conversión a la fe Ortodoxa (se sumerge el cuerpo entero), la casa del sacerdote, Salones de actos y comedor social.

Es de gran importancia, la Iglesia tradicional de Altea, la del pueblo, que se puede ver culminando la vista de su bonito centro histórico dedicada a nuestra Señora del Consuelo, inicialmente construida a principios del Siglo XVII y que se reconstruyó al estilo neobarroco, terminada en el año 1.910,  que se caracteriza por su imponente cúpula azul cuyo tejado está formado por escamas de cerámica, figuras de dragón y caballetes en forma de espina dorsal.

Es de destacar el bonito panorama del que se puede disfrutar desde la plaza de esta Iglesia que domina buena parte de la costa mediterránea y la belleza de sus calles y sus casas blancas que contrastan con las dos cúpulas de la Iglesia.

Merece mucho la pena disfrutar de un paseo por el centro del pueblo y visitar esta iglesia, disfrutar del panorama y acercarse también a la cercana Iglesia Ortodoxa, así como visitar el puerto deportivo donde se encuentra la Marina Greenwich, está todo muy próximo si contamos con un medio de transporte propio.

Captain Marc