Academia Náutica Pailabot

5 diciembre, 2018

El Barrio Pesquero y Venus:

Recuerdo en los años sesenta, en la España del franquismo, la ingente obra social que unos curas llevaron a cabo en el barrio pesquero de Santander.

En aquellos años se trasladaron los barcos de pesca desde “Puerto chico”, un pequeño puerto en el centro de la ciudad al nuevo puerto pesquero construido en el extremo oeste de la bahía, para dejar espacio en Puerto chico a los barcos de recreo pertenecientes, muchos de ellos a los acaudalados socios del Club Marítimo de Santander.

Algunos de los pequeños armadores de los pesqueros procedentes del País Vasco, trasladaron sus costumbres y forma de entender la vida al resto de los pescadores autóctonos, en unos años donde el nivel de vida, cultural y social de España era muy pobre. El estado edificó un barrio nuevo de bloques de planta baja con arcos y dos alturas, para dotar de viviendas sociales a las familias de estos pescadores.

También se edificó una iglesia, un cine llamado “Sotileza” y posteriormente un centro social, el “Apostolado del Mar”, fundado por el padre Altuna, un cura vasco, que junto con el padre Miguel Bravo, un auténtico santo y con “Alberto” otro cura increíble, llevaron cultura y esperanza, ayudados por un convento de monjitas a este humilde colectivo.

Se formó una rondalla de jóvenes, un coro, equipos de futbol, campeonatos de cartas, excursiones, etc.

Gran parte de las atenciones sociales, sanitarias, asistenciales, e incluso ayudas alimenticias y económicas, también estaban a cargo de estos curas y monjas.

Por supuesto la fiesta del Barrio Pesquero es “La Virgen del Carmen”, “Stela Maris” la guía a puerto seguro. “Stela Maris”, se asocia al planeta Venus, también llamado el  ”Lucero del Alba”.

Venus es el segundo planeta más cercano al Sol, después de Mercurio. No tiene satélites y está rodeado de nubes, por ello refleja intensamente la luz solar, siendo el astro más luminoso del firmamento después del Sol y la Luna. Su órbita alrededor del Sol es interior a la nuestra y se puede distinguir por: a) Ser muy brillante, b) No parpadear, c) Ser visible cerca del Sol en el horizonte.

Galileo Galilei descubrió las fases de Venus y desde entonces Venus está considerado como la protección celeste de las gentes del mar.

Si se produce la ocasión de visitar Santander, podréis daros un homenaje en los numerosos restaurantes surgidos en los bajos del barrio pesquero: La Chulilla, Bar José, La gaviota, El Vivero, Los Peñucas, La Cueva, etc.

Han cambiado muchas cosas, pero no la hospitalidad y las atenciones que recibiréis de las gentes del Barrio Pesquero que respetan y adoran al Lucero del Alba… “Venus”.

Captain Marc (2.018)